¿Qué es un hidrolato y para qué sirve? Te cuento cuáles son mis favoritos

Chica con botella de hidrolato puro en la mano

Hoy voy a explicarte a fondo qué es y para qué sirve un hidrolato. Y digo a fondo porque hay muchos matices importantes que conviene que sepas para poder hacerte con un hidrolato de plantas 100% natural, y no un bote con agua perfumada de forma sintética.

Así que de aquí vas a salir con una idea general de los usos de los hidrolatos, pero también con una guía de compra de lo que tienes que mirar en la etiqueta del envase. Al final, respondo algunas de las dudas más comunes alrededor de los hidrolatos (también llamados aguas florales; al final del todo te cuento sus diferencias).

Quédate hasta el final porque te daré la pista de una marca de hidrolatos puros que no cambio por ninguna y mis 3 favoritos. Salta al apartado que te interese si no quieres leerlo todo 👇

¿Qué es un hidrolato natural?

Un hidrolato es un destilado acuoso de diferentes partes de una planta, por lo que se trata de un agua repleta de propiedades beneficiosas para la piel y el cabello. Estos beneficios dependerán de la planta de la que proceda el hidrolato, y son muy variados: hidratantes, suavizantes, calmantes, tonificantes, refrescantes, antisépticos, seborreguladores, reafirmantes, iluminadores…

¿Cómo se obtienen los hidrolatos?

El proceso de obtención de un hidrolato puro no dista mucho del de un aceite esencial. Spoiler: no tienen nada que ver y ahora verás porque. Este el proceso de obtención de visto de una forma más visual:

Esquema con el proceso de extracción de los aceites esenciales y los hidrolatos
Proceso de extracción de los aceites esenciales desde que se calienta al agua hasta que sale el aceite y el hidrolato

En ella se ve el proceso de extracción por destilación con vapor que siguen tanto los aceites esenciales como los hidrolatos. Para ambos es necesario que exista un recipiente (4) que contenga toda las hojas, flores, tallos o cualquier otra parte de la planta, y otro recipiente (2) en el que se deposite el agua (por ejemplo, de manantial, aunque en la industria se utiliza la destilada).

El contenedor de agua (2) será sometido a altas temperaturas superiores para que produzca vapor (3) y este pase directamente por el recipiente donde están las partes de la planta. Al mezclarse, las moléculas de la planta se unen a la corriente de vapor, y ésta pasa por un proceso de condensación por el que vuelve a convertirse en líquido (6). De esta unión saldrá el aceite esencial de la planta por un lado (9), y el hidrolato puro de la planta por otro (10).

Como ves y tal y como te decía arriba, el hidrolato no deriva del aceite esencial porque aunque nacen a la vez se acaban separando en esencieros diferentes.

¿Para qué sirve un hidrolato de plantas?

El uso más común de los hidrolatos orgánicos es como tónico facial para el rostro y como loción para el cuero cabelludo y el pelo. Según el tipo de hidrolato, con unos efectos u otros. Pero lo cierto es que un hidrolato tiene muuuchos más usos:

  • Como perfume suave diario
  • Como bruma de almohada
  • Para dar olor a la ropa
  • Como agua de limpieza al fregar el suelo
  • Para refrescarnos en verano
  • Como loción para después del afeitado o de la depilación
  • Como tónico de piernas pesadas en verano
  • Como tónico capilar anticaída o anticaspa
  • Para fijar el maquillaje
  • Para humedecer las mascarillas faciales de arcilla
  • Como spray para acondicionar, dar brillo o perfumar el pelo
  • Como ingrediente de cócteles y pasteles caseros

Pero sin duda, los más populares son los que tienen que ver con la belleza, ¡y hay tantos para elegir!

8 tipos de hidrolatos y sus propiedades para la piel y el pelo

Para que te hagas una idea, vamos a ver los tipos de hidrolatos más famosos y sus propiedades, incluyendo el tipo de piel para el que son beneficiosos y si también sirven para el cabello:

  1. Hidrolato de Aciano: ideal para pieles secas y/o maduras, porque tiene acción reafirmante y aporta luminosidad. Por sus propiedades descongestionantes también es adecuado para la cuperosis y la inflamación de la piel (perfecto para bolsas y ojeras).
  2. Hidrolato de Neroli o Azahar: el hidrolato por excelencia para pieles maduras, porque vigoriza, ilumina y le da un tono a la piel precioso. En pieles apagadas su uso se nota muchísimo, y tiene cierto efecto difuminador de las manchas. Además, hidrata y regenera la piel seca. Este hidrolato es ideal para el cabello castigado y/o envejecido.
  3. Hidrolato de Manzanilla: para pieles sensibles. Es conocido por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias, por lo que ayuda a aliviar la piel irritada y/o con rojeces. También tiene una buena capacidad para hidratar y suavizar la piel, además de contener antioxidantes que pueden ayudar a proteger la piel contra los daños causados por los radicales libres. Con propiedades antibacterianas naturales que pueden ayudar a prevenir y tratar las infecciones de la piel. Apto para cuero cabelludo irritado, reduce la picazón y la inflamación.
  4. Hidrolato de Caléndula: otro must para las pieles delicadas que ayude a cicatrizar y regenerar la piel dañada. Acelera Puede acelerar el proceso de curación de heridas, alivia problemas cutáneos como el enrojecimiento o la irritación que se produce después de un proceso agresivo (la exfoliación o la depilación) y calma zonas de la piel donde exista dermatitis o erupciones cutáneas. Equilibrar el PH y regular la producción de sebo de las raíces del cabello sin astringir demasiado.
  5. Hidrolato de Menta: increíble para pieles grasas y para el acné, cuando también hay algo de sensibilidad, porque no solo regula muy bien la producción de sebo, sino que descongestiona y fresca muchísimo la piel. Como contiene ácido salicílico natural y vitamina A (la forma natural del retinol), previene muy bien el acné. Aporta brillo y luminosidad al pelo, regula la grasa.
  6. Hidrolato de Ciprés: uno de los más eficaces para pieles muy grasas y con brotes de acné fuertes, porque es uno de los más astringentes. Esto quiere decir que puede ayudar a limpiar los poros, desintoxicar la piel y controlar la proliferación de la bacteria causante del acné. Además, ayuda a curar los granitos y a que no salgan más gracias a su acción antiséptica. Equilibra el cuero cabelludo con caspa, psoriasis y dermatitis (tanto seca como seborreica). Ayuda a que desaparezca.
  7. Hidrolato de Melisa: uno de los más completos, indicado tanto para pieles sensibles y también envejecidas. Impulsa a la piel a reencontrar su equilibrio matizando las zonas más grasas del rostro mientras hidrata y calma las más secas. En pieles maduras tiene una acción tónica y alisante, que ayuda a difuminar las arrugas y las líneas de expresión. En pieles grasas tiene una ligera acción seborreguladora, sin secar.
  8. Hidrolato de Lavanda: este hidrolato es beneficioso tanto para las pieles normales, como para las mixtas o las más sensibles. Ante todo, es un anestésico natural de la piel enrojecida, inflamada o con picor, dejándola muy aliviada y suave tras su uso. La lavanda también evita infecciones, por ejemplo en áreas afectadas por el acné o algún tipo de eczema o dermatitis, sin resecar ni una pizca. Oxigena los folículos del pelo y favorece su crecimiento.
  9. Hidrolato de Rosa: conocido por sus beneficios para todo tipo de pieles, en especial por su hidratación tan potente que suaviza y alisa todo tipo de pieles. Además, es antiinflamatorio, cicatrizante y regenerador. También es antioxidante y calmante, y tiene propiedades antisépticas naturales que pueden ayudar a prevenir la infección por el acné.
  10. Hidrolato de Hamamelis: tiene varios beneficios para las pieles normales y mixtas, como reducir el exceso de grasa en la piel y calmar la piel irritada y regenerarla. Es muy efectivo como tónico, ya que ayuda a activar la circulación y a conseguir un efecto buena cara. Sella los poros.
  11. Hidrolato de Geranio: las pieles normales lo adoran porque previene la aparición de imperfecciones y que se seque la piel, de forma que todo el rostro queda regulado. Es humectante (atrae la humedad), antiinflamatorio y es refrescante y útil para las quemaduras, las erupciones y las picaduras de insectos. También es útil para las heridas y cortes y tiene un efecto refrescante muy agradable.

Aunque los hidrolatos de plantas son inocuos y muy bien tolerados, recuerda hacer una prueba en una pequeña área antes de usarlos, sea en la piel o en el cuero cabelludo.

Cómo saber si un hidrolato es bueno y puro (100% natural)

Ahora que ya sabemos cómo se fabrica un hidrolato de plantas, viene lo más interesante: identificarlo para no equivocarnos al comprarlo. Y lo podemos hacer atendiendo a estas 3 claves: ingredientes, origen orgánico o ecológico y envase.

1. ¿Qué ingredientes debe tener un hidrolato para ser puro?

Un hidrolato puro tiene que tener como primer ingrediente el líquido o agua fruto de la destilación de la planta. Esto se traduce en Nombre de la planta + parte de la planta + palabra agua o water (en inglés).

👉 Es decir: Hamamelis virginiana | leaf | water o distillate (Hidrolato de hamamelis a partir de la hoja o leaf).

Luego, puede que después de ese primer ingrediente importante vengan otros, como algún que otro conservante (Citric acid, Dehydroacetic acid, Benzyl alcohol). Si los ves, no te preocupes porque están a menos de un 1% de la fórmula y ayudan a que no aparezca moho y bacterias en el hidrolato.

Proceso de destilación a partir de partes de plantas.
Fuente: Mediamatic

Si el primer ingrediente es Agua o water, y a continuación vemos el nombre de cualquier planta + extract o + essential oil, estamos ante un agua destilada con unas pocas gotas de aceites esencial o extracto. Por ejemplo:

Esto no es un hidrolato puro: Aqua + Rosa damascena flower extract + conservantes

Sí, sé que es todo un poco confuso… pero ante la duda, mira siempre la composición o INCI de ingredientes.

2. ¿Por qué es mejor sean hidrolatos orgánicos certificados?

Hoy en día existe cosmética no ecológica con resultados estupendos, pero comprar hidrolatos orgánicos es una garantía de que van a ser puros. Con esto también apoyas a marcas que miran por la sostenibilidad tanto del ingrediente como de la fabricación. Además, nos aseguramos de que no han sido tratados con pesticidas dañinos para nosotros. Lo más fácil es buscar en el envase un sello de certificación ecológica como estos (o buscar en la composición esta frase: «Ingredientes procedentes de la agricultura ecológica«):

Sellos de certificación ecológica productos naturales
Algunos de los certificados naturales y bio más populares

❗ Ojo, porque algunas marcas inventan un sello propio y eso no es garantía de nada. Los sellos de la imagen son oficiales y examinan cada producto de cada marca con lupa de acuerdo a la legislación europea y de cada país.

3. ¿Cómo es el envase del hidrolato? Así debe ser para preservar sus propiedades

Por último, y aunque los hidrolatos puros son menos delicados que los aceites vegetales o que los esenciales, intenta que venga en un envase opaco para que no le afecte la luz. Y si es de vidrio, para que no le afecte tanto la temperatura, mucho mejor. Otra opción son los de aluminio con spray, como los de la marca que veremos ahora.

Los hidrolatos más vendidos por efectividad y pureza: Pranarôm

Hay muchas marcas que fabrican estas aguas terapéuticas, de todos los precios y de muy buena calidad. Pero si queremos buscar lo mejor para nuestra piel tanto por pureza de ingredientes como por resultados, los hidrolatos Pranarôm son sin dudarlo los mejores del mercado (y mis favoritos 💟). Los motivos:

  • Son hidrolatos orgánicos y 100% puros fabricados por una marca de Aromaterapia con experiencia.
  • Total transparencia: es de las pocas marcas que pone a nuestra disposición el análisis de laboratorio de sus aceites esenciales
  • Está certificada de forma oficial y tiene plantaciones propias para controlar el producto de principio a fin.
  • Fabrican ellos mismos todo lo que venden, sin intermediarios, y en Europa (Francia).
  • No es más cara que otras marcas, al contrario (siendo de proximidad se ahorran costes).


Pero como hay bastante variedad, te dejo mis 3 hidrolatos Pranarôm preferidos (mi cutis tiende a rojeces y a algún que otro granito, y mi pelo es de raíces grasas y puntas secas):


Hidrolato de manzanilla

Botella del hidrolato de manzanilla de la marca Pranarôm
Clica para ver los detalles del aceite


Hidrolato de Lavanda

Botella del hidrolato de lavanda de la marca Pranarôm
Clica para ver los detalles del aceite


Hidrolato de rosa

Botella del hidrolato de rosa de la marca Pranarôm
Clica para ver los detalles del aceite


¿Por qué éstos? El de lavanda porque me regula el sebo sin resecar, la manzanilla porque me calma y me desinflama una barbaridad, y la rosa cuando quiero darme un poco de vidilla o luz. Como punto a favor para que lo sepas, vienen en un vaporizador de spray comodísimo.

Del resto, algún otoño he usado el hidrolato de romero para frenar la caída del cabello y estimular el crecimiento, ¡y vaya un volumen que me daba al pelo! Por otro lado, tengo fichado el hidrolato de árbol del té para cuando tenga algún brote de granitos en la espalda o en el rostro.

Preguntas frecuentes sobre los hidrolatos puros

1. ¿Cuál es la diferencia entre el hidrolato y el aceite esencial?

Como te decía arriba, los hidrolatos y los aceites esenciales NO son lo mismo, solo comparten la forma en la que se obtienen a partir de las plantas. Además, y si nos ponemos un poco más científicos, los hidrolatos puros tienen en su composición moléculas aromáticas diferentes a las de un aceite esencial y en distinta concentración.

De hecho, este es el motivo por el que un hidrolato de plantas huele mucho más suave que el aceite esencial, porque éste contiene un 100% de moléculas aromáticas y aquél, entre un 0,02% y un 0,05%. De ahí que de un aceite esencial utilicemos solo unas pocas gotitas y que no lo apliquemos directamente en la piel (tanto por la intensidad del olor como por sus efectos irritantes ).

Por esto los hidrolatos orgánicos de plantas son ideales tanto para el rostro como para el cabello y se utilizan tanto en cosmética para aprovechar las propiedades del aceite esencial de una forma más segura.

2. ¿Qué diferencia hay entre un hidrolato de rosas y un agua de rosas?

Esta pregunta tan común me viene ideal para aclarar la diferencia entre un hidrolato de platas y un agua de flores o agua floral. Los nombres ya lo dicen todo, y es que el agua floral es otra forma de llamar al hidrolato obtenido por la destilación de cualquier flor, tal y como hemos visto en el proceso de obtención arriba.

👉 En este caso, en la composición tendrías que ver la palabra flower junto al nombre de la planta, y la palabra agua al final. Rosa famascena flower water, por ejemplo.

De nuevo, ojo a los ingredientes que figuren el envase, ya te he contado arriba que hay varios trucos que dan lugar a engaño.

3. ¿Cuánto tiempo duran los hidrolatos?

Como regla general, los hidrolatos se mantienen en buen estado una media de 24 meses si no los abres, aunque esto depende mucho de los conservantes que incluya cada marca. En el caso concreto de los hidrolatos orgánicos, la duración no suele ir más allá de los 12 meses sin abrir, y de los 6 meses una vez empezados. Esto es debido a que utilizan sustancias mas naturales para preservarlos.

Para alargar su vida útil puedes guardarlos en un lugar oscuro que se mantenga a una temperatura fresca y constante, y procurar meterlos en lo nevera si en verano la temperatura es muy elevada.

Espero haber resuelto las dudas que pudieras tener y, si pruebas los de Pranarôm, házmelo saber. Que sepas que tienes un sobre hidrolatos para el cabello para guiarte según tus necesidades concretas.

Namasté,

Patricia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *