¿Funciona el yoga facial? Según la reflexología, sí (y estos son sus beneficios)

Chica obteniendo beneficios del yoga facial y el masaje

¿Funciona el yoga facial? EsSabías que el yoga no es solo beneficioso para el cuerpo? Lo último en salud y cuidado de la piel es el yoga facial, cada vez más conocido y cuyos efectos ya han sido demostrados.

Aunque no se sabe bien bien a cuándo se remonta su origen, en al yoga facial en uno de los libros más completos de yoga que existen: El libro completo de Yoga de James Hewitt. En él se enumeraron por primera vez los beneficios del yoga facial y se dieron ejemplos de ejercicios para tonificar y relajar los músculos de la cara. 

Hoy, el yoga facial se ha desarrollado como disciplina propia gracias a personas como Diana Bordón, Danielle Collins y las japonesas Junko Ueno y Fumiko Takatsu. Todas son estudiosas y firmes defensoras del yoga facial, y lo han dado a conocer en sus respectivos países (incluido España) y en todo el mundo.

¿Y cuáles son todos esos beneficios del yoga facial a los que aluden todos estos expertos? Vamos a verlos (¡te adelanto que tu piel no es la única que se aprovecha de ellos!) pero, antes, vamos a definir bien el yoga o la gimnasia facial para saber en qué consiste exactamente.

Salta al apartado que te interese si no quieres leerlo todo:

¿Qué es y para qué sirve el yoga facial?

El yoga facial es una técnica de entrenamiento de los músculos del rostro que tiene como consecuencia la activación de los mecanismos de la piel y que hace que ésta se vea más lisa, tersa y luminosa. El yoga facial también se conoce como la gimnasia del rostro y se considera una técnica estética antienvejecimiento 100% natural y no invasiva. Está basada en la reflexología facial, por lo que a los masajes también se les atribuye cierto efecto terapéutico.

A muchos les sorprende esta definición del yoga facial, porque a menudo pensamos en que es más una técnica de relajación que de entrenamiento del rostro (una de las expertas españolas, Diana Bordon, lo define como activación muscular). ¿Pero por qué sí ejercitar cualquier músculo del resto del cuerpo y no los de la cara?

Nuestro rostro también está formado por músculos, aunque mucho más pequeños, que de la inactividad y con el tiempo también se atrofian. El reflejo de esto es la flacidez, las arrugas, las líneas de expresión… Por eso, el beneficio más conocido de la gimnasia facial es la apariencia rejuvenecida que da, porque al tonificar todo el rostro y la elevación muscular que se produce, se redefinen los contornos y se mitigan los signos de la edad.

Pero no son los únicos beneficios, y que como veremos ahora, van mucho más allá de lo estético.

Mujer explicando los músculos del rostro para hacer yoga facial
Una instructora de yoga facial explicando los músculos del rostro online

Beneficios del yoga facial según la reflexología

Estamos de acuerdo en que con el yoga facial lograríamos activar y tonificar los músculos y gozar de un rostro más luminoso y saludable. ¿Pero qué hay de sus beneficios?

Según la reflexología, el yoga facial no debe contemplarse como una mera técnica estética. Y es que también tiene ventajas terapéuticas para el organismo y para nuestra alma.

Son muchos y tienen su origen en la reflexología facial, pero también se empapan de otras técnicas chinas milenarias como la acupresión facial. Vamos a conocer todos estos beneficios, empezando por los que tienen que ver con la piel:

Beneficios del yoga facial para la piel del rostro

Partiendo de que el yoga facial se basa en movimientos activadores, tonificantes y drenantes, esto es lo que podemos esperar tras varias semanas (según la persona pueden necesitarse incluso varios meses):

  • Activación de los músculos del rostro: empezarás a notar con cada gesto que hagas el movimiento de músculos que no sabías ni que existían. Eso es buena señal porque significa que los estás trabajando bien.
  • Tonificación general del rostro: pronto notaremos como la cara recupera algo de volumen y sus zonas están más definidas, obteniendo un aspecto de buena cara precioso.
  • Aumento de la circulación y la oxigenación: al impulsar y mejorar la circulación de la sangre, se liberan toxinas y se oxigena todo el organismo. Esto se refleja en una piel más limpia y lisa, libre de comedones y pequeños granitos. Además, puede mejorar la rojez típica de la rosácea.
  • Disminución de la flacidez y la profundidad de las arrugas: la activación y tonificación de los músculos produce un efecto tensor que hace que ambos signos de la edad sean menos visibles y se previene su aparición. Esto nos irá genial para evitar las famosas arrugas de expresión, causadas por gestos involuntarios como fruncir el ceño o reír.

Los signos de la edad concretos en diferentes partes de la cara que se pueden mejorar son muchos: las ojeras. las bolsas y las patas de gallo de alrededor de los ojos, las arrugas en el surco nasogeniano, la flacidez en todo el rostro incluida la papada, para realzar los labios, rellenar las mejillas…

¿Un truco? Potenciar todos estos beneficios con un gua sha original de piedra natural, ya que con él los movimientos ejercen algo más de presión y le damos un poquito más de caña a la piel. No son nada caros y son aptos para todo tipo de pieles:

Beneficios del masaje de rostro para el organismo (según los puntos de la reflexología facial)

Para los orientales nunca ha sido ningún secreto que cada uno de nuestros órganos están interconectados con puntos energéticos o meridianos específicos de nuestro cuerpo, entre ellos todos los que se encuentran en el rostro. ¿A qué me refiero con esto? Pues a que hay una correspondencia directa entre cada zona y subzona de nuestro rostro con los órganos de nuestro cuerpo, y así lo documentan tanto la reflexología como la acupresión facial:

Zonas del rostro conectadas con los órganos en la reflexología facial
Zonas del rostro y su correspondencia con los principales órganos del cuerpo

Esta imagen es tan solo un breve resumen, bastante general, de los más de 500 puntos faciales que tienen su reflejo en algún órgano. La acción que se consigue estimulando esos puntos bien con presión (en el caso de la reflexología), bien con distintos masajes y movimientos, es re-activar ese órgano para que, si presenta algún síntoma o dolencia, inicie su auto-curación. En palabras de Fariolen, expertos en esta área:

En la reflexología facial se estimula a través del tacto esos puntos nerviosos para estimular el funcionamiento adecuado de nuestro organismo. También se pueden calmar algunas dolencias […]. Es posible lograr el equilibrio de las alteraciones físicas, orgánicas y hasta emocionales. Es una combinación de beneficios que permiten alcanzar el bienestar.

El yoga facial también guarda cierta similitud y presenta beneficios comunes a la acupresión, una serie de masajes con las manos que pueden ayudar a aliviar desde dolores de cabeza, hasta minimizar la tensión muscular, pasando por descongestionar las fosas nasales o aliviar vértigos y mareos.

Por ejemplo, este movimiento de yoga facial es el mismo que el llamado punto bambú de la acrupresión china, y que consiste en situar las yemas de los dedos índice en las esquinas internas de los ojos. Su utilidad en la primera disciplina es eliminar el estrés y descongestionar la zona, pero gracias a repetir este movimiento como parte de una rutina de gimnasia facial conseguiremos deshinchar las bolsas y alisar la piel.

Descongestión nasal uno de los beneficios del yoga facial

Ventajas del yoga facial facial para el alma y el bienestar emocional

Y el beneficio en el que menos caemos cuando decidimos hacer yoga facial: lo relajante que resulta y lo beneficioso que es para regular nuestra respiración y muchas de nuestras emociones. Y es que si al masaje facial le añadimos la coordinación con la aspiración y la expiración, conseguiremos serenarnos y calmarnos a nivel mental.

Un poco por el mismo mecanismo de la reflexología o la acupresión, pero en este caso los puntos clave están conectados con las emociones:

Este es otro punto muy importante, y es que el yoga facial también es una técnica energética. Por todo nuestro cuerpo circulan canales energéticos o nadis, y existen ciertos puntos concretos donde se concentra la energía (también en el rostro). Al tocarlos estimulamos ciertas sensaciones que pueden hacer que mejore o desaparezca cualquier bloqueo mental o emocional, algo que puede ocurrir durante los ejercicios o los masajes de yoga facial.

En resumen, el yoga facial también nos ayuda, a nivel emocional:

  • A ser más conscientes del proceso de respiración y a controlarla: gracias a la vertiente terapéutica del yoga facial, aprender a respirar será muy necesario para realizar los masajes y esto nos llevará a disfrutar de los beneficios de la respiración controlada.
  • Alivia los estados de estrés y nervios: tanto el acto del masaje  como el de la respiración nos conducirán a pasar de un estado de tensión a uno de relajación, relajando nuestras constantes vitales y calmando la ansiedad. Además, ¿quién no se siente bien cuidándose?

Entonces… ¿el yoga facial realmente funciona?

La realidad es que carecemos de estudios que prueben la eficacia del yoga facial más allá de las expertas que la han ido experimentado a lo largo de los años. Sin embargo, online se hace referencia a un estudio muy famoso de la Universidad de Northwestern.

Según las fuentes, esta universidad realizó un ensayo en el que mujeres de entre 40 y 65 años adoptaron un régimen diario de 32 ejercicios faciales durante ocho semanas. Los resultados mostraron una mejora significativa en la plenitud de la parte superior e inferior de las mejillas. Además, los participantes del estudio informaron que después de practicar yoga facial durante solo 20 minutos al día, experimentaron una sensación de calma y relajación.

Hay que tener en cuenta que aunque estos estudios muestran resultados prometedores, se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

Imágenes de yoga facial antes y después

Son muchas las expertas o influencers que han probado la gimnasia facial y que han compartido sus fotografías del antes y del después. Aquí te dejo algunas:

El antes y el después con la gimnasia facial de Iliana de Yoga Facial en Facebook
El antes y el después con la gimnasia facial de Iliana de Yoga Facial
Imagen del antes y del después de Elizabeth Gutiérrez de @facial_fitness
Imagen del antes y del después de Elizabeth Gutiérrez de @facial_fitness1
Antes y después de practicar yoga facial
Antes y después de practicar yoga facial: piel más lisa con menos flacidez

Así que, a falta de más estudios que demuestren las bondades de la gimnasia facial, y aunque las imágenes anteriores son de personas más reales, no está de más saber que hay muchas famosas que confían en la gimnasia facial para mantener el rostro joven (aunque ya sabemos que puede haber trampa…):

Aquí tienes algunas celebridades e influencers que practican yoga facial y han expresado su satisfacción con los resultados:

  • Meghan Markle: la ex actriz y duquesa de Sussex es una fanática del yoga facial.
  • Madonna: la cantante y actriz también ha confesado ser una entusiasta del yoga facial.
  • Gwyneth Paltrow: la actriz y empresaria es otra de las celebridades que practican yoga facial.
  • Jennifer Aniston: la actriz conocida por su papel en “Friends” también es una seguidora del yoga facial.
  • Gisele Bundchen: la supermodelo brasileña también practica yoga facial.
  • Kate Moss: la modelo británica es otra de las celebridades que confían en el yoga facial para mantener su piel saludable.

Estas celebridades han encontrado que el yoga facial les ayuda a mantener su piel tersa y lisa, y a aliviar la tensión acumulada. Sin embargo, es importante recordar que los resultados pueden variar de una persona a otra y que siempre es recomendable consultar a un profesional antes de comenzar cualquier nueva rutina de cuidado de la piel.

⚠️ ¿Cuáles son las contraindicaciones del masaje de yoga facial?

Y si al final te dices a practicar yoga o gimnasia facial, tienes que ser consciente de si es para ti o no. A priori, el yoga facial no tienen ninguna contraindicación grave, pero lo más importante es que se haga bien. La ejecución incorrecta o con técnicas no adecuadas puede tener el efecto contrario al que buscas y generar descolgamiento de la piel y arrugas más pronunciadas.

Además, es vital que identifiques cuáles son tus necesidades reales, porque si ejercitas una zona que no lo necesita podrías ocasionar fatiga y que aparezcan de forma prematura esos signos de la edad.

Lo que sí tienes que tener en cuenta antes de lanzarte a hacer ejercicios faciales es si tu piel está sana o presenta algún problema cutáneo, ya que podrías esparcir la infección. Esto es muy común en el caso del acné o los herpes. Si tienes heridas en cicatrización, también debes evitar hacer gimnasia facial.

Recordar que cada piel es única y puede tener diferentes reacciones al yoga facial, así que no está de más que consultes a tu dermatólogo/a si tienes dudas.

Preguntas frecuentes sobre los resultados del yoga facial

Ahora que ya conoces los beneficios de la gimnasia facial, toca pasar a la práctica. Al hacerlo, surgen algunas preguntas comunes que voy a resolver para que potencies al máximo tus resultados:

1. ¿Cuándo se notan los efectos del yoga facial?

El mínimo necesario son unos 15 días, pero todo depende del estado de la piel de cada persona y de si tiene signos de la edad muy marcados o no. Por lo general, a los 2 meses ya se ve una mejora muy elevada de la flacidez facial y de la apariencia de las arrugas, y lo que primero notarás (y en seguida) es mucha luz y aspecto de buena cara.

2. ¿Cuántas veces a la semana es recomendable hacer yoga facial? ¿Y al día?

Para obtener los máximos beneficios del yoga facial, se recomienda hacerlo de manera regular. Algunos expertos hablan de al menos dos sesiones de yoga facial a la semana, entre 10 y 15 minutos diarios. Pero para mejorares resultados, recomiendan ampliar la frecuencia a cuatro sesiones a la semana.

En cuanto a cuántas veces hacer gimnasia facial al día, solo hay un mínimo recomendable pero no un máximo: una vez al día es lo «obligatorio» pero a partir de ahí, eres libre. Aún así, para evitar dañar la piel con la fricción o la presión de las manos (sobre todo si la tienes sensible, con tendencia al enrojecimiento), no haría los ejercicios o masajes de yoga facial más de 2-3 veces por día.

3. ¿Qué pasa si hago ejercicios faciales todos los días?

Sobre todo cuando empiezas, los masajes faciales pueden ser agotadores para los músculos de la cara. Yo misma tuve agujetas durante las primeras sesiones, así que yo de ti dejaría descansar el rostro algún día a la semana. Puedes empezar a practicar yoga facial a días alternos, o hacerlo dos seguidos y descansar uno.

4. ¿Cuál es el mejor momento para hacer yoga facial?

¡Cualquier momento del día es bueno! Pero a mí me gusta hacerlo cuando me hago las rutinas faciales, bien por la mañana al despertar o bien por al noche antes de ir a dormir. En éste útimo caso, intento que la rutina sea más relajante y acompañarla de algún aceite facial que favorezca el masaje.

5. ¿He de utilizar algún accesorio específico para el masaje?

Aunque esto daría para un artículo aparte, los rodillos de jade y las piedras gua sha para masajes de rostro son los accesorios más conocidos y recomendados por las expertas en gimnasia facial. Pero a mí me tiene enamorada el rodillo de piedra de Jade. Por su forma ayuda a intensificar el efecto de los masajes y es muy fácil de usar. La piedra gua sha yo la uso para zonas más difíciles.

Si buscas online los encontrarás tanto por separado como en pack, y por lo general sale más a cuenta comprarlos juntos. Hay que prestar atención porque los que son muy baratos no son de piedra verdadera ni de cuarzo, y su efecto no es para nada el mismo. Un pack auténtico sería este de Amazon, con casi 28.000 opiniones de usuarios:

Clica para ver los detalles del pack

Si clicas en la imagen y vas a la ficha del producto, verás que entre sus imágenes tienen una comparativa de su piedra y su rodillo de Jade con otros que son falsos, ¡muy útil para decidir! También puedes leer el artículo que he creado en específico para distinguir los que no son verdaderos.

Espero haber despertado tu curiosidad por el yoga facial y que lo pruebes. Dime: ¿qué es lo que buscas mejorar haciendo ejercicios de gimnasia facial? ¿Conoces a alguien que la utilice? Cuéntame y cualquier duda déjamela en comentarios.

Namasté,

Patricia


Referencias

Mi afán por investigar todo cuanto me interesa y la experiencia me han brindado mucho conocimiento, pero para darte la mejor información, me he documentado (además de utilizar varios de estos libros sobre yoga facial):

  • Gonzalez, G. (2020, 7 abril). Yoga facial: ¿Un antiage a tener en cuenta? The Chemist Look. https://thechemistlook.com/blogs/posts/yoga-facial-un-antiage-a-tener-en-cuenta
  • Martí, C. (2019, 17 julio). Descubre el Yoga facial y sus beneficios con 15 minutos al día. Objetivo Bienestar. https://www.objetivobienestar.com/consejos-de-belleza/yoga-facial-beneficios-15-minutos_12896_102.html
  • Ponce, R. (2019, 8 agosto). Yoga facial: si entrenas los músculos del cuerpo, ¿por qué olvidas los de la cara? Bulevar Sur. https://sevilla.abc.es/estilo/bulevarsur/noticias/belleza/yoga-facial-beneficios/
  • Tato, M. M. (2021, 16 junio). En qué consiste el yoga facial, la técnica de belleza que rejuvenece el rostro. Vanity Fair. https://www.revistavanityfair.es/lujo/belleza/articulos/yoga-facial-que-es-ejercicios-consejos/50422

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *